lunes, 13 de abril de 2015

Norma IFS de los alimentos.


Extracto de la Guía para la Aplicación de La Norma UNE-EN-ISO 22000
Autor: Instituto de Formación Integral. 

NORMA INTERNATIONAL FOOD STANDARD (IFS).

Es el equivalente a BRC (BRITISH RETAIL CONSORTIUM)  pero para las cadenas de distribución francesas y alemanas. Además están comenzando a tener una cierta expansión en Italia y España, por el efecto de las multinacionales de alimentación.




Los requisitos de esta norma se distribuyen en los siguientes apartados:

- Gestión de los Sistemas de Calidad. Aquí se incluye lo relativo a los requisitos sobre el Manual de Calidad, Documentación y Registros, el Sistema APPCC, los equipos y los métodos de análisis.

- Responsabilidad de la Dirección, con los requisitos referidos a los cometidos de la Alta Dirección, como son su implicación, la revisión por la dirección, el enfoque del cliente, etc.

- Gestión de Recursos, con lo referido al personal, abarcando áreas como higiene, reconocimientos médicos y servicios.

- Elaboración de productos. Es el apartado más amplio y complejo pues contempla aspectos como:

  • Especificaciones de producto.
  • Entorno de la empresa.
  • Mantenimiento de instalaciones y equipos.
  • Trazabilidad.
  • Control de Plagas.
  • Organismos Modificados Genéticamente.
  • Alergenos.

- Medición, Análisis y Mejora, con los requisitos para las auditorías internas, los controles durante la producción, al análisis de producto y las acciones correctoras.

Analizando en más profundidad los requisitos veríamos que, básicamente, aunque cambie el orden y los apartados, los puntos a desarrollar son los mismos que los de la norma BRC.

IFS certifica las mismas actividades que BRC. No se puede aplicar a organizaciones multisedes, siendo necesaria la certificación en cada sede.

La trazabilidad es obligatoria, pudiendo hacerse simulacros de retirada de producto y calculando los costes de la operación.

Exige los análisis de alergenos en el producto a certificar.

Tiene que comprobarse que la formación de los trabajadores ha sido asimilada y puesta en práctica.

La norma IFS también tiene dos niveles posibles de certificación: Básico y Alto.

Su frecuencia de auditorías es entre seis y doce meses, a cargo de auditores que han tenido que pasar unos exámenes oficiales en la central IFS. Además solamente pueden auditar aquellos sectores para los cuales han sido examinados y autorizados.

El método de puntuación es ligeramente diferente a la norma BRC, pero una diferencia apreciable para la certificación es que no vale solamente con presentar un plan de acciones correctoras a las no conformidades detectadas en la auditoría, sino que tienen que ser refrendadas por una nueva auditoría obligatoria.