martes, 19 de mayo de 2015

Requisitos para el suministro de sistemas de gestión de seguridad alimentaria

Guidance Document 5th Edition

Reconociendo que los procedimientos y los métodos de evaluación y certificación son preestablecidos, esta sección tiene por cometido identificar los requisitos mínimos para la gestión de los organismos de certificación, necesarios para concentrar el proceso de certificación en la seguridad alimentaria.


Orientaciones para la gestión de los organismos de certificación

Los requisitos generales para la acreditación están estipulados en la norma internacional ISO/IEC Guía 65 – Requisitos generales para los organismos que aplican sistemas de certificación de productos. Estos requisitos se aplicarán a todos los tipos de certificación y, por consiguiente, tienen que interpretarse en función de los requisitos de seguridad alimentaria y las categorías de las tecnologías alimentarias correspondientes.


1 Acreditación

Los sistemas de gestión de seguridad alimentaria que deseen cumplir con el presente documento garantizarán que todas las actividades cuyo resultado sea la expedición de certificados, sean realizadas por organismos de certificación acreditados por miembros de la IAF, de conformidad con la norma ISO/IEC Guía 65.


2 Alcance de la acreditación

El alcance de la acreditación estará claramente definido de acuerdo con la categoría de aplicación y la(s) norma(s) correspondiente(s) del programa de gestión de seguridad alimentaria validado, incluyendo su número de orden y/o las fechas. Los organismos de certificación que realizan auditorías en base a programas de gestión de seguridad alimentaria y que cumplen con lo dispuesto en el presente documento, deben incluir a dicho programa en su ámbito de aplicación de certificación. En caso de que un organismo de acreditación identifique una causa de no conformidad, el organismo de certificación tomará las medidas apropiadas y oportunas para dar una respuesta satisfactoria a dicha cuestión.

En algunas circunstancias, el organismo de certificación podrá tener pendiente una solicitud para ampliar su ámbito de aplicación con un organismo de acreditación. Tendrá, sin embargo, una acreditación válida de conformidad con la norma ISO/IEC Guía 65. El propietario del programa de gestión de seguridad alimentaria notificará por escrito dicha circunstancia al organismo de certificación.


El número de servicios de certificación ofrecidos por un organismo podrá ser superior al de los servicios acreditados. En ese caso, se estipularán claramente los límites de la acreditación. Los servicios que estén fuera del ámbito de la acreditación se distinguirán de los servicios acreditados.


3 Duración y frecuencia de las auditorías

3.1 El organismo de certificación definirá, con la mayor precisión posible, la duración de la auditoría en función de la información brindada por el proveedor sobre la magnitud y la complejidad de la operación y el alcance de la auditoría. El propietario de la norma estipulará claramente la base para el cálculo de dicha duración.

La duración así definida será revisada durante una visita inicial

Aunque la duración de la auditoría variará según la evaluación del riesgo, será necesario dedicarle como mínimo un día y medio. La duración de la auditoría podrá variar en función de una serie de factores, como el historial de auditorías, la gravedad, el tipo y la cantidad de no conformidades detectadas, las modificaciones del proceso que impliquen un cambio de la HACCP, un aumento significativo de capacidad, un cambio estructural o un cambio en la dirección de la empresa. Se cubrirán todas las secciones de la norma, revisando el manual de los proveedores y los procedimientos correspondientes, e inspeccionando las instalaciones de producción.

3.2 El organismo de certificación definirá la frecuencia de las auditorías para cada planta y definirá claramente los motivos para fijar dicha frecuencia dentro del programa. Las auditorías tendrán lugar por lo menos cada doce meses.

La frecuencia de las auditorías podrá variar en función de distintos factores, por ejemplo el historial de las auditorías, el carácter estacional del producto, un aumento significativo de la capacidad, un cambio estructural, un cambio en la tecnología o el tipo del producto.

Podrá exigirse cierta flexibilidad para tener en cuenta la auditoría eficaz de los productos estacionales. En este caso, sin embargo, los proveedores se someterán a una auditoría en cada estación.